Comer en Madrid: parte I

Un centro cultural con museos a nivel mundial y magníficos edificios históricos e iglesias con historia, Madrid es ademas el hogar de algunos de los platos culinarios más interesantes y variados del país. La capital de España es un destino que ningún amante de la buena comida debería perderse. ¡Simplemente lo tiene todo!

Es fácil encontrar alimentos de primera calidad como el bacalao frito, los caracoles, el rabo de toro y el estofado homónimo de la ciudad, el cocido Madrileño, que se recomienda tomar con una caña (un vaso pequeño de cerveza de barril). Pero no todo es cuestión de comida tradicional: desde los menús de degustación vanguardista de tres estrellas Michelin hasta la moderna fusión asiática y la cocina mexicana, Madrid es un lugar para descubrir un torbellino de ofertas culinarias. Cuando se trata de beber, encontrarás un montón de vermut y jerez en la ciudad, y si una caña es poco para ti, pídela doble. Si falta algo en Madrid, es lo que los turistas buscan erróneamente: Evita buscar paella. Lo sentimos pero, Madrid definitivamente no es el lugar para comer este plato tradicional de Valencia.

Sigue leyendo para conocer los restaurantes, bares y platos que definen a Madrid:

JAMÓN IBÉRICO DE BELLOTA

¡Esto es algo que debes probar sin importar dónde estés en España, y Madrid no es una excepción! La ciudad está llena de tiendas de jamón, ofreciendo todo tipo de jamones españoles. Pero no pidas nada menos que lo mejor para una verdadera experiencia gourmet: debes probar el jamón ibérico de bellota que se ha curado durante más de 3 años. ¡Es una experiencia increíble que se derrite en la boca!

CALLOS A LA MADRILEÑA

Aunque en un primer momento te parezca extraña la idea de comer tripas de cerdo, los madrileños se vuelven locos por este plato. Tripas, hocicos y carne de cerdo cocinados lentamente (como el chorizo, la morcilla y la panceta) se combinan para obtener un guiso abundante que no es apto para los débiles.

OREJA A LA PLANCHA

Los madrileños aman su casquería (carne de órganos) y la oreja de cerdo frito es quizás la más famosa de todas. Nuevamente, no es nuestro favorito, pero cuando se hace bien puede tener todo el sabor del tocino crujiente. ¡Algo que probar!

BOQUERONES EN VINAGRE

Madrid puede ser famoso por sus platos de pescado, pero verás que la mayoría son encurtidos o fritos, lo que demuestra que la ciudad está a horas del mar. Si bien el pescado fresco hubiera sido imposible durante la mayor parte de la historia de Madrid, hoy puedes disfrutarlo en cualquier lugar. Sin embargo, a los lugareños todavía les encantan sus platos tradicionales, como estas anchoas en vinagre, que se filetean y luego se empapan en vinagre y ajo hasta que se las deja encurtidas, y luego se sirven con aceite de oliva virgen extra y perejil fresco. ¡Una verdadera delicia!

COCIDO MADRILEÑO

El invierno en Madrid trae de nuevo el cocido madrileño, un abundante caldo que todos aman. Muchos restaurantes lo ofrecen como parte de su menú del día fijo de lunes a viernes en martes o miércoles. ¡Otros restaurantes se especializan específicamente en este plato! El guiso se sirve en dos o tres platos, comenzando con el rico caldo (hecho de pollo, carne de res, cerdo, chorizo, morcilla, patatas, garbanzos y más) con pequeños fideos. A continuación, tendrá las carnes y verduras (a veces en dos platos separados). En el lado se puede esperar repollo salteado, pimientos en vinagre y, a veces, tomate frito casero (salsa de tomate frito). Debes disfrutar de tu cocido (una dura prueba de dos horas) con una abundante botella de vino español.

Y estos han sido algunos de los platos más típicos de Madrid, ¿te has quedado con hambre? ¡No nos sorprende!

Estate atento por que muy pronto y en los próximos artículos daremos algunas recomendaciones sobre nuestros restaurantes preferidos en Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *